Equinácea, la planta prodigio para aumentar las defensas
4.3 (86.67%) 6 votes

 

La equinácea, echinacea angustifolia, echinacea purpurea o echinacea pallida es un arbusto perenne de la familia de las Asteráceas, originario de Estados Unidos cuyas hermosas flores de color púrpura cuentan con pétalos largos. Se comenzó a utilizar hace siglos por los indios norteamericanos para curar las heridas que se producían en las batallas.

Equinácea, echinacea angustifolia, purpurea o pallida

Ya en el siglo XXI se la empezó a apreciar como excelente remedio antibacteriano natural. Hoy día se la considera una planta de lo más codiciada por sus propiedades terapéuticas y su popularidad sube a la velocidad de la espuma.

Si todavía no has probado la equinácea te animamos a que lo hagas pues sus múltiples beneficios se dejarán notar en tu salud y en tu belleza.

 

¿Qué es la equinácea?

La equinacea es una planta medicinal muy poderosa que, basta con que sea tomada en períodos cortos de tiempo para que el efecto sea el fortalecimiento del sistema inmunológico. Como súperalimento está de radiante actualidad y si se toma en la dosis adecuada te servirá, entre otras muchas cosas,  para:

  • Fortalecer el sistema inmunológico y proteger los órganos
  • Tratar las infecciones respiratorias como puedan ser los resfriados o catarros comunes, la gripe, la sinusitis o la laringitis
  • En invierno sirve también para prevenir las referidas infecciones
  • Aumenta la energía y da vitalidad
  • Purifica y limpia hígado, pulmones y riñones
  • Ayuda a prevenir enfermedades autoinmunes como el cáncer
  • Actúa como cicatrizante de heridas externas
  • Mejora la circulación de la sangre
  • Tiene propiedades antiinflamatorias
  • Mitiga las molestias del dolor de garganta, afecciones respiratorias y tos
  • Es un antibiótico natural de lo más poderoso
  • Protege las vías respiratorias que están afectadas por el tabaco, el humo o la contaminación en general
  • Es ideal para las infecciones respiratorias del tipo de la faringitis, bronquitis o nasofaringitis
  • Especialmente aconsejable para cuando se tiene fiebre alta
  • Robustece los glóbulos blancos, destruyendo y previniendo los gérmenes
  • Trata las infecciones del sistema urinario como la cistitis o sífilis
  • Es un fuerte antialérgico
  • Lucha contra las enfermedades del aparato circulatorio, como la septicemia o el reumatismo
  • Combate las infecciones de las encías como la gingivitis y la periodontitis
  • Mejora las migrañas
  • Es eficaz contra los orzuelos
  • Ayuda a prevenir la amigdalitis
  • Actúa contra las indigestiones
  • Trata las infecciones del tracto urinario
  • Acaba con la candida albicans
  • Lucha contra las infecciones por SARM (Staphylococcus aureus)
  • Alivia el dolor dental, incluso el de después de pasar por una operación de cirugía bucal
  • Palia las enfermedades de la piel del tipo del eczema, la psoriasis o el herpes
  • Trata las picaduras, los forúnculos y las quemaduras
  • Mitiga los efectos de hemorroides y abscesos
  • Reduce en un 85% las posibilidades de contraer influenza

¿Qué es la equinácea?

Se recomienda también su ingesta en casos de pacientes a quienes se les hayan detectado un trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH).

Recientes estudios demuestran que durante mucho tiempo la equinácea fue utilizada por médicos alemanes y suizos como un antibiótico natural con el que plantar cara a las bacterias. Pero aún no sabes nada sobre las propiedades de esta planta, quédate con nosotros porque tenemos mucho que contarte…

 

Nada más eficaz contra la gripe

Es muy probable que hayas escuchado hablar sobre las maravillas de la equinácea para luchar contra la gripe y es que esta planta inhibe el virus de la gripe A, incidiendo de modo directo sobre el mismo. Este ha sido uno de los últimos descubrimientos llevados a cabo sobre este alimento del que ya se conocía su actividad antibacteriana y antiviral.

A diferencia de las vacunas que se activan de manera exclusiva contra una enfermedad determinada, la equinácea funciona estimulando la actividad general de las células que son responsables de combatir las infecciones de todo tipo.

Así, millones de personas en todo el mundo la utilizan por sus beneficiosos efectos sobre las células del sistema inmunológico, estimulando la producción de células T e interferón, proteína que estimula dicho sistema. Al mismo tiempo, estimula la internalización de los cuerpos extraños por parte de las células inmunes con el objetivo de retirarlos de la circulación, aumentando la capacidad de las células inmunitarias para acudir al lugar de la infección.

Del mismo modo,  los preparados farmacéuticos que contienen equinácea puede usarse como método preventivo para evitar resfriados en la época invernal, empezando a tomarse en el mismo momento en el que comienzan a apreciarse sus primeros síntomas y contribuyendo eficazmente a su alivio, acortando la duración de tal proceso.

Es importante tener en cuenta que se trata de procesos víricos y que, por tanto, el uso de antibióticos está contraindicado. Por el contrario, la equinácea es un producto natural que está teniendo un seguimiento importante por parte de las comunidades médicas.

Una hierba natural de la familia de la margarita cuyos beneficios para la salud están siendo puestos de manifiesto por numerosos estudios científicos. Esta planta endémica de América Central y Oriental aporta innumerables beneficios para la salud.

Por ello, prevenir el contagio pasa igualmente por observar una dieta equilibrada en la que abunden frutas y verduras, procurar no exponernos a cambios bruscos de temperatura y tomar preparados farmacéuticos a base de equinácea que refuercen las defensas naturales del organismo.

Esta hierba prodigiosa, aparte de ayudar al sistema inmunológico en su conjunto, es un excelente remedio contra las enfermedades que afectan a las encías, la amigdalitis, la fibromialgia o síndrome de fatiga crónica, la fiebre tifoidea, la sífilis y las infecciones del torrente sanguíneo.

Comienza a tomar equinácea y tus inviernos no serán los mismos…

Hierba natural para prevenir contagios

Propiedades y beneficios

Entre las principales propiedades de la equinácea destacan dos:

  • Antimicrobiana: lo que hace de esta planta una perfecta alternativa a los antibióticos químicos. Sus propiedades ayudan a acabar con todo tipo de virus así como de hongos y bacterias que tienden a alojarse en nuestro cuerpo.
  • Aumento de las defensas: sus compuestos activos tales como la ecuinacina, ácido chicórico y ácido cafeico refuerzan el sistema inmunológico, al aumentar la producción de glóbulos blancos, que es una defensa natural con la que el organismo lucha contra las infecciones.

En lo referente a sus beneficios, no solo está indicada para la cura de enfermedades, sino también para:

  • Reducir el acné. El molesto y antiestético acné propio de los adolescentes es calmado en gran medida por la equinácea, ya que reduce notablemente la inflamación de aquellos tejidos de la piel que están afectados.
  • Combatir las arrugas. Esta planta contiene taninos, los cuales cumplen una función primordial en la contracción de las células de la piel. Gracias a esta función la aparición de arrugas consigue reducirse hasta en un 55%. Por este motivo, encontrarás gran cantidad de productos de cosmética que han sido enriquecidos con extractos de equinácea. ¿Será esta planta el “elixir de la eterna juventud”?
  • Evitar la caída del pelo. Toma equinácea y prepárate para lucir un pelo más fuerte y sano que nunca, pues es la encargada de frenar la pérdida de cabello, incidiendo positivamente en su crecimiento. La razón no es otra que el aumento de la circulación de la sangre en el cuero cabelludo, lo que hace que se fortalezcan los folículos pilosos. Tenlo en cuenta a la hora de comprar tu champú.
  • Eliminar la caspa. Sus bondades sobre el cabello parecen no tener fin pues se trata de un extraordinario remedio natural para acabar con la temida caspa. Di adiós al escozor y al apuro, pues sabes que en ocasiones es más que evidente que se está padeciendo esta irritación.
  • Es el complemento idóneo para tu dieta. Su riqueza en proteínas, en vitaminas A, C y E, en hierro y en cobre, hacen de la equinácea el perfecto complemento para ser ingerida en forma de infusión o de suplemento, logrando así beneficiarte de cuantas propiedades nutricionales posee. Y aún no te hemos comentado lo mejor, pues su sabor es delicioso, muy similar al de la No podrás resistirte a sus encantos.
  • Ayuda a adaptar al organismo para los cambios de estación, al aumentar las defensas y proteger las vías respiratorias
Composición NutricionalValores Nutricionales
Proteínas 21.2g
Carbohidratos 54.2g
Grasas 2.1g
Vitamina C22mg
Extracto de raíz de equinácea30mg

 

Composición

Su componente principal son las alquimidas que se encargan de la mejora de la circulación, así como de proteger y reforzar el sistema inmunológico. Otros de sus componentes que  destacan son: los ácidos fenólicos, los polisacáridos complejos, los ácidos grasos, los aceites esenciales y los alcaloides indólicos que hacen de la equinácea un magnífico antibiótico natural con el que plantar cara a las infecciones  del sistema respiratorio.

Protege y refuerza el sistema inmunológico

Cómo tomarla

El tratamiento de la equinácea no ha de superar ni el tiempo ni la dosis que se establezca. Bastará con que la consumas un período de tiempo que oscile entre las 5 y las 10 semanas para que tu sistema inmunológico se fortalezca y sea capaz de combatir diversos problemas respiratorios e infecciones.

Puedes tomarla durante 7 semanas y establecer un descanso de 2-3 semanas, pues es la forma más recomendable de que nuestro organismo absorba la enorme cantidad de propiedades medicinales con las que cuenta esta planta.

La equinácea tiene presentaciones de lo más diversas pues es una planta de la que se aprovechan casi todas sus partes. Podrás encontrarlas en cápsulas, como infusión, en gotas, en tabletas…

En cuanto a la dosis, como es lógico, varía según la edad, peso o enfermedad de la persona si bien lo normal sería ingerir dosis  que oscilen entre los 800 mg y los 2 gramos al día que pueden ser en forma de cápsula, mientras el resfriado persista y  siempre con agua y antes o después de las comidas.

Si la tomas en infusión, puedes beber 5 tazas diarias cuando aparezcan los primeros síntomas del resfriado. Reduce una taza al día hasta que hayas alcanzado los 5 días de tratamiento. En caso de que los síntomas persistan, debes consultar con tu médico.

Si la ingieres en gotas, puedes tomar 20 gotas de esta planta cada 2 horas el primer día de aparición de los síntomas. A partir de ahí, toma 20 gotas 3 veces al día un máximo de 10 días.

Si vas a tomar equinácea en tabletas, la cantidad óptima es de 2 tabletas diarias durante 5 días.

 

Contraindicaciones de la equinácea

Pese a que es un producto de lo más natural, a la equinácea se le conocen algunas contraindicaciones por lo que debe evitarse su consumo en los siguientes casos:

  • Si estás embarazada o en período de lactancia
  • Si padeces dolencias como el lupus, la esclerosis múltiple o la artritis reumatoide, pues podrían empeorar los síntomas de esas condiciones
  • Si te han diagnosticado un trastorno del sistema inmunológico
  • Si consumes medicamentos inmunodepresores, ya que entorpece la síntesis de los que se eliminan a través del hígado o bebidas con cafeína, ya que la equinácea reduce la capacidad con la que habitualmente nuestro organismo descompone la cafeína

Contraindicaciones de la echinacea

 

Deberás prestar especial atención a las posibles reacciones alérgicas que se pueden sufrir al consumir equinácea, sobre todo en niños menores de 12 años, como erupciones cutáneas del estilo de la urticaria, incremento del asma o problemas respiratorios o anafilaxia (reacción inmunitaria del organismo en general).

En cualquier caso, lo que sí es conveniente evitar es un consumo durante un tiempo excesivamente prolongado.

 

Dónde comprar equinácea

Comprar equinácea es muy sencillo, pues herboristerías y tiendas especializadas venden este producto, si bien tienes la opción de adquirirla en Amazon, en diversos formatos y con una excelente relación calidad-precio.

De entre todas las partes de la planta que se comercializan, 2 son los principales tipos de productos que encontrarás en el mercado: los que son un extracto de su raíz y los que proceden del jugo fresco estabilizado de las partes aéreas de la planta.

En cuanto a su toma y conservación recordar que no debe superarse la dosis recomendada y que los complementos alimenticios no son sustitutos de una dieta equilibrada.

Conserva tu envase  en lugar fresco y seco y no lo expongas a la luz solar.

¿Se te ocurre alguna  manera mejor de que tu cuerpo asimile un antibiótico natural? ¡Comienza a tomar equinácea y goza de una salud de hierro!

 

VIDEO SOBRE EQUINÁCEA, DISPARA TU SISTEMA INMUNOLÓGICO:

Referencias:

Otras plantas que te podrían interesar:

Por favor, ayúdanos a que esta información llegue a la mayor cantidad posible de personas. Sólo tienes que hacer click en estos botones que verás aquí abajo y compartirlo en alguna de tus redes sociales. Muchísimas gracias por tu ayuda.